Banner image

¿Qué es el ecommerce? Diferencias, Ventajas y Desafíos

febrero 16, 2021

El ecommerce o comercio electrónico es una forma de comprar o vender productos o servicios a través del internet, es decir, comerciar de manera online.

Durante los últimos años esta manera de comerciar se ha vuelto popular con el auge de Internet, así como por el interés de las personas por realizar comprar a través de Internet.

Además, un factor inesperado llego a acelerar el ecommerce, la pandemia de covid-19 hizo que muchas personas que jamás habían comprado por internet lo hicieran por primera vez, si quieres conocer un poco más de las estadísticas te recomendamos revisar el artículo llamado «El ecommerce creció un 32% en México durante la pandemia».

Diferencias en los términos

Un término que se suele utilizar como sinónimo del ecommerce es el e-Business. Aunque este último es mucho más amplio y engloba a otros términos, en realidad no tienen nada que ver.

El ecommerce solo se refiere a la transacción de bienes y servicios entre un comprador y un vendedor, mientras que el e-Business se refiere a todo el proceso que se lleva a cabo para gestionar un negocio online.

Dentro del e-Business, se puede encontrar el inbound marketing, las promociones de ventas, la gestión del stock, SEO, email marketing, etc.

Diferencias entre el ebusiness y el ecommerce

Tipos de ecommerce

  • B2B (Business-to-Business): Son empresas cuyos clientes finales son otras empresas u organizaciones.
  • B2C (Business-to-Consumer): Son empresas cuyos clientes finales son los consumidores de los productos o servicios.
  • C2B (Consumer-to-Business): Páginas o aplicaciones donde los consumidores publican un producto o servicio y las empresas se interesan por ellos.
  • C2C (Consumer-to-Consumer): Páginas o aplicaciones donde se facilita la venta de productos de un consumidor a otro, generalmente estos productos suelen ser utilizados previamente (productos de segunda mano).

Una vez que conocemos los tipos de ecommerce debemos de identificar en cuál de estos estaría catalogada nuestra empresa, de tal forma que nos permita realizar estrategias de marketing enfocadas en nuestros clientes finales.

Dentro del ecommerce podemos encontrar diferentes formas de realizarlo

  • Tienda online con productos propios: Los mismos productos de una tienda física, pero en versión online. Seguramente fue lo primero que se te ocurrió al momento de hablar de ecommerce, pero déjame decirte que no solo existe este método como veras a continuación.
  • Dropshipping: Fue el tipo de ecommerce que se puso de moda en los últimos años. La diferencia de esta forma de ecommerce es que el vendedor no envía el producto, sino que es un tercero quien lo hace. Si quieres saber un poco mas acerca de esta forma de ecommerce te recomendamos investigar acerca de «¿Qué es dropshipping?»
  • Ecommerce de afiliación: En este caso tu tienda no envía el producto ni realiza el cierre de la venta. Lo que hace es referir al cliente a otra tienda, la cual pagará una comisión al confirmarse la venta.
  • Membresía: En este tipo de ecommerce lo que se busca son compras recurrentes. La forma de conseguirlo es mediante una suscripción (semanal, mensual, bimensual, etc). Este tipo de membresías se están poniendo de moda con las llamadas “cajas sorpresa”. Consiste en una caja que se envía cada cierto tiempo con ciertos productos. En lugar de vender una sola vez el producto, se ofrece la posibilidad de recibirlo con una determinada frecuencia.
  • Marketplace: Es una página web donde diferentes vendedores ofrecen sus productos de una o varias temáticas.
  • Servicios: Un ecommerce no solo tiene que ser para vender productos. También puede servir para vender formación académica, consultorías, mentorías, etc.

Ventajas del ecommerce

ventajas del ecommerce
 
  • Más clientes: Una tienda local o una empresa con sedes en varias ciudades no pueden conseguir el alcance que tiene un ecommerce. La posibilidad de conseguir comprar y vender desde cualquier parte del mundo amplía el público objetivo y permite conseguir más clientes.
  • Siempre activa: Un ecommerce no tiene horarios de apertura o cierre durante el día. La web está abierta al público todo el día y el cliente puede comprar lo que quiera en el horario que quiera.
  • Bajos costos: El hecho de no necesitar de un establecimiento físico reduce los costos con respecto a una tienda tradicional. Y cuando el ecommerce funciona poniendo en contacto a proveedores con compradores, no hay gastos en producción.
  • Más beneficio: El reducir costos de funcionamiento y aumentar el alcance de nuevos clientes, permite obtener mayor margen de ganancia o bajar los precios de venta para competir con el mercado.
  • Escalabilidad: Significa que puedes vender a una o a cien personas al mismo tiempo. En una tienda física siempre estas limitado a la cantidad de clientes que puedes atender a la vez, en un ecommerce el límite lo pone tu capacidad de atracción de visitantes.

Desafíos

Así como tenemos ventajas al crear nuestro ecommerce, se tiene que mencionar que también existen desafíos que se deben enfrentar para poder triunfar con nuestro ecommerce.

  • Desconfianza: Aunque los métodos de pago han avanzado en seguridad, muchas personas siguen pensando que hay menor seguridad en la transacción, lo cual se traduce en desconfianza. Para ayudar a resolverlo se debe contar con un certificado SSL (https) que encripte la información.
  • Productos que no se pueden tocar: Los compradores quieren sentir que están haciendo una buena inversión. Una manera de lograrlo es viendo y tocando el producto, esa sensación intangible se pierde en un ecommerce. ¿Cómo resolverlo? Con descripciones del producto muy completas, incluyendo imágenes, vídeos y características a detalle del producto.
  • Depender de Internet: Para poder comprar y vender online se necesita un dispositivo con acceso a internet. A estas alturas la mayoría podría hacerlo, pero en determinados sectores donde el público objetivo es de mayor edad y no están familiarizados con la tecnología, esto puede ser un problema.
  • Conocimientos técnicos: Cualquier tipo de emprendimiento, implica meterse en temas desconocidos. En el caso de un ecommerce la parte de tecnología requiere un conocimiento técnico. La mejor manera de solventarlo es delegando, aunque como es lógico, tiene un costo.
  • Competencia: La barrera económica para iniciar un ecommerce no es tan elevada como la de una tienda física. Eso supone mayor competencia.
  • Tiempo: Cuando un negocio físico abre sus puertas ya se está exponiendo a los clientes que pasan por esa zona. En un comercio electrónico (ecommerce) conseguir esa visibilidad es más complicado de lo que se piensa. Puedes tener un gran producto y una gran plataforma, pero si nadie lo visualiza no sirve de nada todo lo anterior.

Pero no te preocupes por la visibilidad de tu ecommerce, existen muchas técnicas o métodos para poder llegar a muchas personas, solamente debes aplicarlas para poder conseguir los resultados deseados, si quieres saber algunas de estas técnicas, en crealab preparamos un artículo acerca de «Estrategias para atraer tráfico» puedes ir a nuestro articulo y revisarlo.

Esperamos que este artículo te haya sido útil y de tu agrado. Es posible que ahora tengas muchas dudas, es normal. Estudia bien tu idea de negocio y si decides seguir adelante, define un plan de acción.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.