septiembre 20, 2019

La NASA y la ESA buscan soluciones para impedir impacto de asteroide contra la Tierra

No se puede negar que el impacto de un asteroide contra la Tierra sería una catástrofe, por ello se planteó esto y se pusieron en la mesa las posibles soluciones, todo en la última Conferencia sobre Defensa Planetaria de la Academia Internacional de Astronáutica (IAA). Aunque de igual manera dieron a conocer que la intriga no es si vaya a suceder, sino cuáles serán las formas que usaran para protegernos de una gran roca que en cualquier momento y sin esperarlo, impactará contra la Tierra.

Tras analizar la situaciones, los principales entre mundiales sobre el espacio, como la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA), para así llegar a acuerdos sobre la desviación (específicamente la Evaluación de Desviación de Impacto de Asteroides (AIDA), la cual mantienen como misión cambiar el curso de un objeto espacial que tiene como destino a la Tierra.

Para el consenso de la comunidad científica internacional es fundamental tener un plan de respaldo que los ayude a enfrentar este gran reto, pero resulta difícil puesto que el proyecto de defensa planetaria ha avanzado lentamente, debido a los retrasos que presenta.

«Evaluaremos las posibilidades para desviar la órbita del menor de los dos asteroides de Didymos, que orbitan entre la Tierra y Marte, mediante el impacto de una nave. Una segunda nave estudiará el lugar del choque para obtener todos los datos posibles sobre los efectos de la colisión», comunicó la ESA.

Aparentemente estas entidades han estado construyendo una astronave que les permita desviar el curso del dicho asteroide, y está programada para lanzarse en septiembre del año 2022.

De igual manera enviaran al satélite CubeSat italiano denominado LICIA, la cual captara el momento del impacto para así recopilar todos los datos científicos que son necesarios para medir la efectividad de DART. Después de esto, analizarán mejor el asteroide con un par de CubeSats.

A comienzos del año, muchos científicos estudiaron un hipotético impacto de un asteroide de por lo menos 240 metros contra la Tierra, en la sexta reunión del IAA. De acuerdo con sus testimonios, coincidieron en que un objeto espacial de este tamaño y de gran poder para destruir todo a su paso, e incluso podría destruir una ciudad como Denver, puesto que tiene 400 kilómetros cuadrados y aproximadamente 680 mil habitantes. Es por ello que las consecuencias serían catastróficas si alguno impactara.

Aunado a esto, varios expertos recomiendan que deben mantener la vista en los asteroides de mediano tamaño (la cual sería más de 140 y menos de un kilómetro), debido a que las probabilidades aumentan de que un asteroide con esas características logre llegar a la superficie de la Tierra.

Los científicos han hecho énfasis en toda la historia de nuestro planeta, puesto que se supo de dos extinciones masivas que fueron provocadas por asteroides, la cual la más conocida ha sido la que ocurrió en el Cretácico, hace aproximadamente 66 millones de años y que acabó con el 75% de las especies (incluidos los dinosaurios).

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.