marzo 27, 2019

La Nasa revela características del asteroide Bennu

Para los investigadores, los asteroides representan “la base” en la formación de los planetas y aquellos que no se unen solo están vagando por el espacio, como Bennu, ya que describen que su superficie es pedregal.

La misión OSIRIS-REX de la NASA, pudo llegar a Bennu el 3 de diciembre del año pasado con la finalidad de investigar todas sus características y se espera que en el año 2023 puedan traer pruebas de su superficie a la Tierra.

Aunque ya están las primeras imágenes sobre sus características y de cómo es su superficie, es lo que admitió Javier Licandro, del Instituto de Astrofísica de Canarias.

Han concluido que Bennu puede ser mucho más antiguo de lo que pensaron, puesto que, su edad aproximada es entre cien millones y mil millones de años.

“Esperábamos encontrar un cuerpo cubierto de polvo o de partículas de centímetros pero hemos visto que está cubierto de piedras de tamaños mayores que un metro y al menos una de hasta 30 metros”, argumentó Licandro.

“Creemos que estas deben ser muy porosas”, añadió.

Según las pruebas, afirma que los cambios de temperatura que existen entre el día y la noche, ha provocado que las piedras se rompan con mayor facilidad.

Gracias al espectrómetro que estaba a bordo de Osiris-Rex permitió que se agarraran algunos minerales hidratados; posiblemente décadas atrás pudo tener agua, pero resulta que por el tamaño que ahora tiene Bennu, ya no existe.

Por otro lado, esperan que cuando la sonda pueda acercarse para que tome muestras, se haga en terrenos del tamaño de una cancha de fútbol o ya sea el tamaño de una cancha de baloncesto.

Resultó que Bennu solo recibe el 4% de luz aunque en rocas específicas esto aumenta por lo menos en un 15%, la cual indica que su composición es distinta, no es homogénea. Posee una pila de rocas por lo menos con 60% de porosidad, y mantiene una suficiente cohesión interna.

Bennu-Asteroide

«El descubrimiento de esas columnas es una de las mayores sorpresas de mi carrera científica. Bennu ya nos está sorprendiendo y nuestro emocionante viaje hacia allí apenas está comenzando», dijo un investigador especialista, Dante Lauretta.

Indudablemente los asteroides (incluyendo a Bennu), no se han visto que ocurran grandes modificaciones a través de los años, es por esto que para los científicos es algo inesperado y resulta esencial investigar mucho más acerca de su superficie, la forma, entre otros, la cual les permita conocer más de su evolución.

Evidentemente, este es uno de los asteroides más peligrosos, y aunque la distancia de la Tierra es de 75 millones de kilómetros, pero tampoco se descarta la posibilidad de que algún día pueda a impactar. Es por esto que los científicos están recaudando las muestras necesarias para saber mucho más de Bennu y todo lo que podría causar si se acercara más a la Tierra.

En los próximos años, los investigadores no descartaran las posibilidades de un acercamiento de Bennu con la Tierra, es por esto que planean expandir todas aquellas “defensas” contra el mismo.

“La presencia de asteroides secos en el cinturón de asteroides podría cambiar los modelos usados para describir la composición química del sistema solar temprano”, según sus autores.

Por último varios astrónomos han planteado predicción de que Bennu podría estar a la misma distancia que tiene la Luna de la Tierra en el año 2135. «Aunque no podemos saber cuánto se modificará su órbita, ese cambio podría hacer que Bennu impactara contra la Tierra entre 2175 y 2199, con una probabilidad de 1 entre 2700. Es una probabilidad alta comparada con la de otros objetos», recalcó Julia León, participante en la misión Osiris.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.