enero 9, 2020

La NASA rememora sus más grandes descubrimientos en el 2019

Sin duda alguna, el 2019 fue un año grandioso para la NASA, gracias a sus más grandes descubrimientos y por su Estación Espacial Internacional, puesto que fue indispensable por ser uno de sus recursos que más pudo recolectar información y datos sobre todas aquellas actividades que antes se desconocía.

Han logrado ser hallazgos favorables para la humanidad, debido a que se pueden tratar enfermedades como el párkinson, o ya sea para ayudar a los científicos a desarrollar nuevas e increíbles tecnologías para que en los próximos, el hombre regrese a la Luna o haga su visita a Marte.

Experimento con gemelos

La Nasa decidió llevar a cabo un experimento con gemelos, donde envió a uno a un vuelo espacial, mientras que al otro lo mantuvo en la Tierra con el objetivo de analizar y observar los cambios que se podían presentar en el que fue enviado al espacio. Sus nombres son, Scott y Mark Kelly.

“Uno de los resultados incluyó la observación del alargamiento de los telómeros de Scott, características especiales en los extremos de cada hebra de ADN que generalmente se acortan con la edad”, argumentó la NASA.

“Los cuerpos de los astronautas se adaptan a la microgravedad mientras están en el espacio. Cuando regresan a la gravedad de la Tierra, lleva tiempo readaptarse. Este retorno a la gravedad puede causar numerosos efectos adversos”, concluyeron.

Los gemelos en el espacio

Evidentemente para todos, por muchos años ha existido la duda sobre si el tiempo en el espacio, transcurre igual que en la Tierra, aunque la Nasa aún no tiene una respuesta exacta, pero pudieron determinar que la actividad cardíaca humana cambia de inmediato cuando está fuera del planeta. Los estudios arrojaron que estos cambios en la frecuencia cardíaca estaban anexados con biomarcadores de antienvejecimiento.

“Eso significa que la exposición a una mayor actividad magnética en el espacio lleva al cuerpo humano a responder de una manera que indicaría un efecto similar al antienvejecimiento”, dieron a conocer.

Los científicos ya se encuentran evaluando los materiales para así construir viviendas y sitios de trabajo en la Luna y Marte (sin perder la esencia de mirar hacia el futuro). De igual manera, los expertos consideran que el cemento terráqueo lograría ser perfecto para dichas construcciones. Aunque, no significa que todo podría salir como se planea, y la estación Microgravity Investigation of Cement Solidification ha estado examinando los factores que llevan los cambios en la gravedad a alterar la química y la estructura del cemento antes de que se realice cualquier experimento.

Células vivas en la microgravedad

Por medio de un microscopio de fluorescencia 3D miniaturizado, los científicos pudieron observar los cambios en las células vivas en microgravedad. La cual les permite analizar minuciosamente el comportamiento del cuerpo humano en el espacio, también de que captaran muestras de células T humanas.

Los grandes riesgos de la iluminación artificial

De acuerdo con un reciente estudio publicado en Scientific Reports, afirma que la iluminación artificial en la noche puede afectar el comportamiento de la vida silvestre urbana. Los investigadores ubicaron los niveles de luz en la ciudad de Chicago, para así utilizar imágenes disponibles públicamente de los astronautas de la Tierra que fueron tomados de la estación espacial.

“Otra investigación reciente utilizó estas imágenes para mostrar que las áreas verdes urbanas, que contribuyen al bienestar humano, rara vez están muy cerca del lugar donde viven las personas”, comunicó la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos.

Las estrellas de neutrones

Gracias al Explorador de Composición Interior de la estrella de neutrones de la NASA, se pueden obtener mediciones precisas de las estrellas de neutrones, la cual contienen materia ultradensa en el umbral del colapso en los agujeros negros.

Por otro lado, la NASA logró detectar una nueva fuente de rayos X que es transitoria en el cielo y la llamó «MAXI J1820 + 070». Al poco tiempo, se señaló que era simplemente un sistema binario de agujero negro, donde la masa es varias veces mayor que la del Sol.

Las bacterias se adaptan al espacio

Cabe destacar que durante muchos años estuvo presente la teoría de que las bacterias se podían mutar en el espacio y así se convertían en un mayor riesgo para los astronautas. Aunque la misma no ha sido descartada completamente, puesto que gracias a una investigación de la Agencia Espacial Europea, se enfoca más por la idea de que las bacterias no se vuelven aún más extremófilas o ya sea más resistentes a los antibióticos en el espacio, sino que solo los organismos que están mejor adaptados, pueden sobrevivir en el mismo.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.