junio 7, 2019

Huawei se defiende del gobierno de Estados Unidos

Tras las polémicas que se han generado y las demandas a la empresa china Huawei, esta vez el gigante chino decidió tomar represalias contra el gobierno de Donald Trump, luego de anunciar el pasado miércoles que había solicitado a un tribunal de Estados Unidos al anunciar este miércoles que solicitó a un tribunal de Estados Unidos que anule la «tiránica» medida que prohíbe a las administraciones federales comprar sus equipos.

«El gobierno estadounidense no aportó ninguna prueba que demuestre que Huawei representa una amenaza para la seguridad. No hay ni arma ni humo. Solo suposiciones», explicó el responsable jurídico de la empresa, Song Liuping, en una conferencia de prensa.

«El sistema judicial es el último recurso para obtener justicia. Huawei tiene confianza en la independencia y la integridad del sistema judicial estadounidense», añadió.

«El proyecto de ley determina directamente que Huawei es culpable e impone una amplia cantidad de restricciones a Huawei con el objetivo evidente de expulsarlo del mercado estadounidense», dio a conocer previamente Liuping, a través de un comunicado.

Anteriormente, la compañía demandó al Congreso estadounidense en marzo, luego de que no presentaran las pruebas necesarias que justificaran las restricciones admitidas a Huawei.

«Esperamos que las cortes estadounidenses declaren que la prohibición a Huawei es anticonstitucional e impidan su entrada en vigor», agregó Song.

Como principal prohibición es que se comercialice los productos de Huawei en Estados Unidos o que las empresas compren sus equipos.

«Esta forma de actuar consistente en emplear la legislación en lugar de juzgar es un acto tiránico y está prohibido explícitamente por la Constitución estadounidense», concluyó.

Es un momento duro para la empresa del gigante chino, debido a que en los últimos meses ha sido calificado como amenaza. A partir de esto, Trump posicionó a la empresa en una lista negra, es decir, una de las más sospechosas que existen y buscan enfocarse supervivencia del país (apartar esa amenaza).

Washington asegura que Pekín solo quiere manipular todos los sistemas de Huawei, que les permita espiar a otros países, conseguir información clasificada y manipular las comunicaciones indispensables. De igual manera, recalcan que los países deben evitar o evadir las redes 5G de la misma.

Para muchos han sido actuaciones muy injustas contra la compañía, tanto así, que dos de los fabricantes más importantes que existen en cuanto a procesadores, Qualcomm e Intel, dieron a conocer que no proveerán sus productos a la empresa, mientras se mantenga el plazo de suspensión impuesta por la Casa Blanca.

Simplemente cada día aumentan las preocupaciones en torno a Huawei, puesto que con grandes esfuerzos y reconstruyendo el éxito a través de los años, pudieron posicionarse como uno de líderes mundiales en cuanto al equipamiento para las redes de telecomunicaciones y uno de los principales en la fabricación de Smartphones.

El gigante chino solo busca hacer justicia y dejar en evidencia que los estadounidenses pretenden usar todos los medios posibles (incluye a tribunales nacionales), para que consigan apartarla del mercado de la red 5G, que se definiría como el futuro de las telecomunicaciones.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.