mayo 15, 2019

Enfocan la tecnología hacia personas ciegas en Barcelona

Resulta evidente que, a través de los años se ha incrementado los casos de personas que presentan alguna deficiencia visual. Un informe realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), reveló datos en el que afirman que alrededor de 217 millones de personas, padecen esta deficiencia, de moderada a grave y aproximadamente 36 millones han sido calificadas como ciegas en todo el mundo. Es lamentable la situación por el que estas personas traspasan, sumándole todos los problemas con respecto a la vista en el que día a día, se les va deteriorando; la cual esto permite recapacitar, para que existan otras oportunidades en el mercado, puesto que están buscando otorgar todas aquellas mejorías para cualquier persona con tecnología avanzada. Tal es el caso de la compañía Neosistec. «Era un campo especialmente interesante para tratar de lograr un avance a través de la tecnología», agregó Javier Pita, director ejecutivo de la compañía murciana.

En el año 2012, decidieron enfocarse en trabajar con el departamento de robótica de la Universidad de Alicante, puesto que facilitaría la creación de un lustro, que luego se llamaría  Navilens; la cual es una excelente aplicación móvil que funciona para guiar a personas invidentes y que hoy en día, ha obtenido una suma de más de 10.000 descargas. «Pensamos: en vez de hacer apps para que las empresas mejoren su productividad, ¿por qué no hacemos alguna que ayude a los demás?», dijo Pita. “El objetivo es incrementar la independencia de las personas con discapacidad visual y ayudarlas a desplazarse sin la necesidad de conocer previamente el sitio donde quieren ir, ni pedir a alguien que los acompañe», concluyó.

Navilens-2

Esta aplicación consta de un marcador «más actualizado» que el código QR, que fue patentado en 2017. A través de él, la persona puede guiarse por un asistente de voz sin utilizar la vista. Por otro lado, a partir de marzo del pasado año, innovaron su sistema, al instalarlo en las líneas L9 de metro y H12 de autobús de Barcelona y, en este año buscan expandirlo a las otras estaciones y paradas.

Igual se puede encontrar a Navilens en el Museo Arqueológico de Murcia, el Museo del Teatro Romano de Cartagena, la Consejería de Economía y Hacienda de Murcia y el edificio de la Cruz Roja de Madrid.

Por otro lado sería difícil determinar a corto plazo un precio del servicio, fue lo que afirmó Pita, debido a que todo recae en el número de códigos que se deseen colocar y en cuanto a su funcionalidad. Aunque recalca que a pesar de los obstáculos, no hay tecnología que sea mucho más económica que esta, cuando se implanta en escala y que busca calcular el costo preciso en cada código ya sea en “céntimos”.

A pesar de que este proyecto no ha obtenido algún apoyo internacional, el barcelonés no ha dado marcha atrás, debido a que busca hacer lo necesario para que esta tecnología funcione y brindarles a las personas una mejor “calidad” de vida, con el apoyo de por lo menos 20 empleados, y que algún día pueda llegar al campo internacional.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.