enero 14, 2019

Elon Musk contruye su nueva Tesla Gigafactory

La magnífica planificación en la construcción del nuevo Tesla Gigafactory de Elon Musk en Shanghái, China. Es el inicio de un gran proyecto, la cual podría ayudarlo a evadir las tarifas de los automóviles, las que recientemente se vieron inflamados por la guerra comercial que ha mantenido el presidente Donald Trump con China.

Este lunes 7 de enero, Musk brindó un discurso en el sitio de la fábrica, puesto que, en el mismo, planteó que realizaría una inversión de al menos, dos mil millones de dólares en el distrito de Lingang en Shanghái.

Anunciada por primera vez en julio, la nueva fábrica podría ser un debate ocurrente para los problemas de la marca en China, en el que Tesla atribuyó la mayor parte a la guerra comercial del presidente Donald Trump. “la fábrica estará terminada a finales de 2019 y es probable que pueda estar lista en algún momento este verano”, señaló Musk.

“Los aranceles impuestos por China para contrarrestar los impuestos por Trump dieron como resultado un arancel de importación del 40% en los vehículos de Tesla frente al 15% para otros autos importados en China», emitió el comunicado Tesla en octubre del año pasado.

De igual manera, mencionó que «los vientos en contra que hemos estado enfrentando por las tensiones comerciales en curso entre Estados Unidos y China» han sido un problema.

En diciembre del año pasado, China regresó el arancel del 40 al 15% como parte del acuerdo de 90 días alcanzada por Trump y el presidente chino (Xi Jinping). Esta medida se revertirá el 1ro de marzo, aunque esto cambiaría si las dos naciones plantean un acuerdo comercial mucho más amplio.

Tesla mantiene el plan de que se produzca por lo menos, 500.000 autos al año en el suelo chino a través de esta nueva fábrica de Shanghái. Aunque Tesla mantiene su Gigafactories en el condado de Storey de Nevada y en Buffalo, Nueva York.

Sin duda alguna, cualquier ahorro de costos que se realice para Tesla, va a depender de cuál sea el régimen arancelario que se estipule cuando se inicie la producción. De igual forma, dependerá de aquellos detalles precisos de la cadena de suministro. Un gran ejemplo, son los componentes de Tesla fabricados en Estados Unidos y después enviados a la fábrica de Shanghái para su ensamblaje, pero es probable que no enfrentarán algún tipo de tarifa (hasta el momento).

Tesla argumentó anteriormente que “la fábrica lo ayudará a lidiar con el problema de las tarifas”. Y en declaraciones brindadas en octubre del 2018 plasmó que “aceleraría la construcción como respuesta a los problemas comerciales”.

En noviembre del 2018, Tesla redujo el precio de sus autos en China, para así equilibrar el costo de las nuevas tarifas impuestas por el gobierno chino.

Los aranceles de represalia de China se impusieron después de que el presidente Trump ordenara medidas similares sobre los productos que son  importados de China, por un valor de 34 mil millones de dólares.

Aunque la guerra comercial se enfrió poco a poco durante el período de las navidades, con Trump y Xi ideando nuevos acuerdos, entre algunas otras cosas, se ideó una reducción en las tarifas de automóviles durante tres meses a partir del 1 de enero.

Por otro lado, Elon Musk argumentó: «Me encanta China y estoy dispuesto a venir más seguido», esto debido a que compartió una grata conversación con el primer ministro de China, mientras disfrutaba de un estofado en Beijing. Tanto así, el encuentro resultó muy bueno que Li le ofreció a Musk la residencia permanente en China. No visualiza el final de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, pero Li incluso, señaló que esperaba que Musk pudiera ayudar a estabilizar las relaciones.

Luego de realizar un tuit el 7 de agosto, en el que explicaba que había conseguido fondos para privatizar a Tesla, debido a esto, Musk recibió una multa de 20 millones de dólares en Estados Unidos, también le ordenaron controlar sus propias redes sociales y que renunciara como presidente del fabricante de automóviles, la cual fue quien la fundó. Entre estos efectos colaterales, Musk ofreció un triste relato sobre la tensión que supone el liderazgo y su uso frecuente de pastillas para dormir.

Es por esto, que sin esperar este majestuoso recibimiento, Musk agradeció todo el apoyo y el cariño que le han brindado en China.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.