febrero 12, 2019

El nuevo plan de Mark Zuckerberg

Resulta interesante como el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, adquirió las empresas WhatsApp e Instagram, debido a que cuando compró ambas compañías, prometió que tendría una concurrente autonomía basándose en su empresa matriz, aunque Mark cambió de opinión, aclaró uno de sus empleados.

Estas empresas han crecido mucho desde entonces, por lo que el director ejecutivo plantea que una completa integración de estas aplicaciones, todas saldrían beneficiadas por hacerlas más útiles a largo plazo, argumentó la fuente anónima. A finales del año pasado, Zuckerberg convenció a sus empleados de poner esta curiosa idea en marcha luego de planear durante varios meses de cómo sería su integración y ejecución.

Sin duda alguna, juntar las más empresas grandes del mundo puede provocar conflictos internos y, es lo que en este caso ha sucedido, puesto que Kevin Systrom y Mike Krieger (fundadores de Instagram) a finales del año pasado decidieron retirarse de Facebook de manera repentina, luego de que Zuckerberg empezara a hacer más presión. Aunque de igual forma los fundadores de whatsApp, Jan Koum y Brian Acton, dejaron la empresa aparentemente por motivos similares.

Kevin-Systrom-y-Mike-Krieger
Kevin Systrom y Mike Krieger creadores de Instagram

Recientemente muchos empleados de WhatsApp, realizaron una reunión con Zuckerberg, la cual fue un fuerte enfrentamiento, en el que exponían los diferentes puntos importantes, como el de los foros internos de los mensajes por el plan de integración, informaron personas que estuvieron presentes.

Los cambios que se realicen tal vez planteen las diferentes preguntas sobre la privacidad de los datos y que tan seguro puede llegar a ser, debido a la forma en que la información de los usuarios puede ser compartida entre los mismos servicios. Actualmente, WhatsApp se requiere que la gente simplemente registre algún número de celular para que se inscriba al servicio. Aunque Facebook y Facebook Messenger lo que piden es que los usuarios deben proporcionar identidades reales.

«Como se esperaría, hay mucho diálogo y debate mientras comenzamos el largo proceso de averiguar todos los detalles de cómo funcionará esto», dio a conocer Facebook a través de un comunicado.

Es evidente que en muchos países, las personas necesitan o desean estar actualizados en uno o al menos dos servicios de mensajería. Por ejemplo, WeChat (Tencent) es la aplicación más popular de China, pero por otro lado WhatsApp resulta que se usa mucho más Sudamérica. Aunque en Estados Unidos tienen la preferencia de los distintos servicios, tales como: mensajes (SMS), iMessage de Apple y otras aplicaciones de chat de Google.

Actualmente Facebook no ha generado grandes ingresos a pesar de tener muchísimos usuarios, es por esto que los cambios planteados representarían una gran oportunidad para generar mejores ingresos y sería gracias a WhatsApp e Instagram.

“Zuckerberg todavía no tiene planes específicos para la forma en que generará ganancias con la integración de los servicios. Aunque, una audiencia más involucrada podría llevar a nuevas formas de publicidad u otros servicios por los que Facebook podría cobrar una tarifa”, argumentaron dos empleados.

Se han enfocado en la gran oportunidad de negocios que ofrece Facebook Marketplace, la cual es un producto gratuito, parecido a Craiglist donde a través de este la gente tiene la posibilidad de comprar y vender artículos en la red social. Resulta que el servicio se ha vuelto muy popular en el sureste de Asia y en Estados Unidos.

“Cuando las aplicaciones se fusionen, la mayoría de los compradores y vendedores de Facebook Marketplace en el sureste de Asia podrían comunicarse usando WhatsApp (la cual es popular en la región), sin tener la necesidad de usar Facebook Messenger o algún otro servicio de mensajes de texto que sean muy diferentes a Facebook. Aunque, esto podría llevar a nuevas oportunidades publicitarias o servicios lucrativos”, dijo una de las personas.

”Estábamos confundidos respecto a las razones por las que Zuckerberg estaba tan interesado en unir los servicios de mensajería. Pensábamos que era discordante debido a sus promesas previas acerca de la independencia de las aplicaciones”, dijeron algunos empleados.

Koum habló públicamente con respecto a la privacidad de los usuarios, cuando Facebook había adquirido a WhatsApp por 19.000 millones de dólares en el año 2014, y esto fue lo que argumentó: «Si asociarnos con Facebook implicara un cambio en nuestros valores, no lo habríamos hecho».

Jan-Koum-y-Brian-Acton
Jan Koum y Brian Acton creadores de WhatsApp

“El mes pasado, durante una de las reuniones mensuales que se realiza con todo el personal de WhatsApp, se dejó en claro que la instrucción de Zuckerberg es una total prioridad en 2019”, dijo  una persona familiarizada con el asunto. Un empleado de WhatsApp luego analizó el número de posibles usuarios nuevos en Estados Unidos, la cual el plan de integración podría agregar a Facebook, según comentaron dos personas que estaban relacionadas con el estudio. Aunque la cantidad era relativamente menor, según mostró el análisis.

“Zuckerberg organizó una reunión de seguimiento con los empleados de WhatsApp en los últimos días de la semana. El 7 de diciembre, los empleados se reunieron con micrófonos en las oficinas de WhatsApp para preguntarle a Zuckerberg por qué estaba tan interesado en fusionar los servicios. Algunos dijeron que sus respuestas fueron ambiguas y vagas. Varios empleados de WhatsApp se han ido o planean hacerlo debido al proyecto de Zuckerberg”, dijeron las personas involucradas.

Cambiar la infraestructura de WhatsApp, Instagram y Facebook Messenger es técnicamente desafiante. Aunque, a diferencia de Facebook Messenger e Instagram, es que WhatsApp no almacena mensajes y así se mantiene una base mínima con los datos de los usuarios. Es el único de los tres servicios que hoy en día cuenta con cifrado predeterminado de extremo a extremo.

Desde hace mucho tiempo, la mensajería cifrada ha estado siendo apoyada por los diferentes defensores de la privacidad, quienes temen que los gobiernos o los ciberatacantes puedan espiar los mensajes personales de la gente. Sin embargo, resultaría ser más problemas para Facebook, más que todo, con respecto a su capacidad de detectar y frenar la divulgación de alguna actividad ilícita o desinformación.

Los investigadores tuvieron dificultades el año pasado para rastrear la desinformación en WhatsApp, aunque después pudieron encontrar maneras de hacerlo.

Para mejorar un poco más WhatsApp, impuso límites al número de veces que se puede reenviar algún mensaje en su servicio; este fue un intento para reducir la distribución de contenido falso.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.