enero 15, 2019

Eclipse y una luna roja

El 20 de enero, podremos apreciar un gran eclipse lunar, una “Superluna” y también se podrá observar una “luna roja” o una “luna de sangre”. Será un admirable fenómeno astronómico.

Este eclipse ocurrirá cuando la luna pase por dos fenómenos, las cuales son: la “Superluna”, es cuando se acerca el satélite natural un 10% más a la Tierra, y la“Luna roja” o “Luna de sangre”, se caracteriza por el bloqueo que hace de los rayos solares sobre la superficie terrestre, en el que se torna muy rojiza.

De igual manera, a este fenómeno se le conoce como la “Superluna de sangre de lobo”. Por lo tanto, la luna se verá más grande y más brillante de lo habitual, luego presentará una luna con un tono rojizo y por último seguirá normalmente el eclipse.

Los observadores de estrellas, llaman a este gran suceso astronómico, debido a que el sol y la luna estarán alineados en los lados opuestos de la Tierra, luego la luna se cubrirá completamente con su sombra y es por esto que conseguirá un tono rojizo.

“Este eclipse lunar se verá de forma óptima desde nuestra zona, ya que la Luna estará en el cenit o punto más alto del cielo, es decir directamente arriba, en momentos en que alcanza su fase total», señaló la SAC.

«El color anaranjado que será visible en la Luna se debe a que la luz solar que pasa a través de todo el borde de la atmósfera terrestre, se proyecta o refracta iluminando de forma leve e indirecta a la Luna «, explicó Eddie Irizarry, el vicepresidente de la organización.

«Una peculiaridad de este eclipse es que ocurre en la misma noche en que habrá superluna, pues nuestro satélite natural lucirá un poco más grande que cuando se encuentra en su distancia promedio, de modo que estaremos viendo un eclipse total de la superluna», argumentó la entidad educativa.

La “Superluna de sangre de lobo”, se podrá observar desde cualquier lugar de América del Norte y del Sur, el oeste de Europa y África.

“Podrá ser vista entre 20 y el 21 de enero de 2019 únicamente en el hemisferio occidental de la Tierra”, informó la NASA.

En la Ciudad de México se logrará observar este fenómeno maravilloso a las 22 horas con 13 minutos.

Aunque cabe destacar, que el nombre que se le ha puso a estos grandes acontecimientos astronómicos, en ningún aspecto se relaciona con el nombre científico, debido a que el color rojizo de la luna solo es un reflejo del estado de la atmósfera de la Tierra.

Además de la gran “Superluna de sangre de lobo”, en este primer mes de 2019 ocurrirán otros fenómenos, aparte de la conjunción de la Luna y Venus que ocurrió el día 2, un eclipse parcial de sol que se pudo ver en el noreste de Asia y al norte del océano Pacífico, también se apreciará una luna llena entre el 20 y  21 de enero, y una espectacular conjunción de la luna, Venus y Júpiter para terminar el mes.

Por otro lado, para el pastor Begley, en la noche del 20 de enero, Europa y Norteamérica serán agraciados con un espectacular fenómeno, que destaca este aviso por parte de Dios sobre el Apocalipsis, algo que ha sembrado la idea en los seguidores que puede ser como un presagio para el día del juicio final. El Libro del Apocalipsis o la Biblia son las fuentes de este Pastor para así justificar el ‘supuesto fin inminente’ al que se someterá la Tierra. Como todos sabemos la luna no emite luz propia, únicamente refleja la luz que le viene emitida por el Sol. Será en el momento en el que la Tierra se interponga a la Luna y en ese momento, será cuando no muestre el reflejo de luz habitual.

Evidentemente, la atmósfera de la Tierra tiene un papel fundamental en este eclipse, y es dispersar la luz del Sol y así motivar ese color. Será el recorrido predecible que realizan los tres astros la causa de este magnífico eclipse, puesto que el próximo eclipse lunar total que se pueda observar en la mayor parte de América, es en el año 2021.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.