diciembre 14, 2018

China prohibe la importación y venta de iPhone

Un tribunal chino ordenó prohibir la venta e importación a China de algunos modelos del iPhone de Apple a pedido del fabricante de chips estadounidense Qualcomm, en el que asegura que el gigante tecnológico violó sus patentes, informó el lunes en la firma de componentes.

Qualcomm indicó en un comunicado que un tribunal de la ciudad de Fuzhou le concedió dos peticiones preliminares contra cuatro subsidiarias de Apple, a las que ordenó que dejen de vender de forma inmediata los modelos de iPhone, ya sean el 6S y 6S Plus, 7 y 7 Plus, 8 y 8 Plus, y el X.

Es una larga y compleja disputa de patentes y derechos de autor entre las dos firmas californianas en tribunales de varios países.

En declaraciones a medios, Apple dijo que utilizará todas sus «opciones legales» en los tribunales y rechazó los «esfuerzos de Qualcomm para prohibir» sus productos como un «movimiento desesperado de una compañía cuyas prácticas ilegales están bajo investigación por reguladores de todo el mundo».

“Apple continúa beneficiándose de nuestra propiedad intelectual pero se niega a compensarnos. Estas órdenes judiciales son una confirmación más de la fortaleza de la amplia cartera de patentes de Qualcomm”, dijo Don Rosenberg, vicepresidente ejecutivo y director jurídico de Qualcomm.

Este caso se basa en patentes de funciones, la cual permiten a los consumidores ajustar el tamaño y aspecto de las fotografías, y administrar aplicaciones mediante una pantalla táctil, argumentó Qualcomm.

En una declaración enviada a AFP, Apple aseguró que Qualcomm reclama tres patentes que nunca había presentado, e incluso una ya invalidada.

logo de apple

Lo que realizó Qualcomm fue «un movimiento desesperado de una compañía cuyas prácticas ilegales están siendo investigadas por reguladores de todo el mundo», dijo Apple.

“Todos los modelos de iPhone siguen estando disponibles para nuestros clientes en China”, aseguró la firma, decidida a buscar todas las opciones legales en tribunales.

La decisión del tribunal de Fuzhou se produjo en medio de un aumento de las tensiones comerciales entre Washington y Pekín, y luego de presentarse el arresto en Canadá de una alta ejecutiva del gigante tecnológico chino Huawei, a criterio de las autoridades estadounidenses.

Con enojo reaccionó Pekín, debido a la detención de la jefa de finanzas de Huawei, Meng Wanzhou, hija del fundador de la compañía, quien esta enfrentando cargos de fraude en Estados Unidos relacionados con supuestos negocios con Irán.

Para Apple, China ha sido un mercado extraordinario en los últimos años desde que China Mobile aceptó comenzar a distribuir los teléfonos inteligentes, y la compañía abrió tiendas minoristas de Apple.

Según el último reporte trimestral, Apple logró recaudar unos $11.000 millones (cerca del 18% de sus ingresos totales), en la “Gran China”, que incluye a Taiwán y Hong Kong.

Tim Cook, el presidente ejecutivo de Apple, visitó en reiteradas ocasiones a China, la cual aprovechó de promover las incursiones de la compañía en ese mercado y la fabricación de sus productos.

Apple considera que Qualcomm (el proveedor líder de chips para dispositivos móviles) está abusando de su poder de mercado en ciertos chips móviles para así exigir regalías injustas, y la que se le ha sumado a una serie de acciones antimonopolio contra el fabricante de chips. Evidentemente, existe una reñida batalla judicial con Apple desde hace algunos años.

Qualcomm contraatacó, a principios de este año intensificó su batalla legal contra Apple, puesto que alegó que el fabricante de iPhone robó secretos comerciales y sin pudor alguno, los compartió con el rival de chips móviles Intel.

Según la demanda de Qualcomm en Estados Unidos, el objetivo de Apple es comprar chips móviles de Intel en lugar de depender de Qualcomm.

Qualcomm está enfrentando grandes investigaciones antimonopolio en Corea del Sur, la Unión Europea y Estados Unidos sobre su posición dominante.

Una hora después de la apertura de las operaciones en Wall Street, Apple descendía un 1.64 % en el índice Nasdaq mientras que Qualcomm avanzaba un 3.13 %.

«Valoramos profundamente nuestra relación con los clientes y rara vez recurrimos a los tribunales para que nos ayuden, pero también tenemos una creencia permanente respecto a la necesidad de proteger los derechos de propiedad intelectual», agregó en un comunicado el vicepresidente ejecutivo de Qualcomm, Don Rosenberg.

Esta situación ha generado grandes críticas en China, e incluso por parte del Gobierno. El vocero del ministerio de Exteriores, Lu Kang, argumentó que Wanzhou calificó la detención como una «violación a los derechos humanos».

Es evidente, que la situación entre Estados Unidos se encuentra en un momento de extrema tensión tras la detención de la directora financiera de Huawei, Sabrina Meng Wanzhou. De igual manera, desde el mundo corporativo, comenzaron a surgir algunas iniciativas para arruinar los productos de origen estadounidense.

Menpad, una compañía que fabrica pantallas de teléfonos y que se encuentra en la ciudad china de Shenzhen, realizó un comunicado en el que se plantea, que dejará de comprar equipos que vengan de Estados Unidos e incluso anunció que castigaría con una multa a cualquier empleado que compre iPhones u otros móviles de EE.UU en los próximos años. Por otro lado, ofrecerá beneficios para adquirir productos de origen chino, según publicó el diario El Mundo.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.