junio 5, 2019

Astrónomos en Chile descubren un planeta prohibido

Es fascinante como a medida que pasa el tiempo siguen descubriendo más sobre el universo (planetas, asteroides altamente peligrosos), y es que un equipo internacional de científicos descubrió el primer planeta fuera del sistema solar, en una parte llamada Desierto Neptuniano, y fue apodado como el Planeta Prohibido. Posee una masa mayor al de la Tierra y presenta una temperatura de 1.000 grados centígrados. Pensaban que no existía la posibilidad de que un planeta tan grande pudiera estar en esa zona.

«Este planeta es muy especial porque está muy, muy cerca de la estrella que orbita, es muy caliente y pensamos que los planetas no podían vivir en esas condiciones», dio a conocer  a BBC Mundo Daniel Bayliss, investigador del departamento de astrofísica de la Universidad de Warwick en Inglaterra y uno de los autores del nuevo estudio.

Planeta-Prohibido

«Pensábamos que en el llamado Desierto Neptuniano un planeta de tamaño similar a Neptuno se evaporaría casi totalmente por la radiación, ya que gran parte de estos planetas está compuesta de gas, con solo un núcleo rocoso».

Por otro lado, los astrónomos tenían la seguridad y sabían de que pudieran estar planetas del tamaño de júpiter en esa orbita. Aunque para Bayliss «cuando un planeta llega al tamaño de Júpiter su gravedad es mucho mayor y puede por ello retener el gas de su atmósfera y no evaporarse».

Aunque a través de los años se detectaron planetas pequeños, con núcleos que se convirtieron en rocosos mediante la evaporación de la atmósfera, y con este descubrimiento resultó increíble al apreciar este planeta que retiene su atmósfera.

El mismo, pudo ser detectado mediante el telescopio NGTS, Next Generation Transit Survey, ubicado en el observatorio europeo de Cerro Paranal, en Chile.

«Detectamos estos planetas porque cuando pasan frente a su estrella, la luz de la estrella se atenúa», afirmó Bayliss.

Se encuentra a aproximadamente 920 años luz de distancia a la Tierra y aparentemente es un poco más pequeño que Neptuno.

Para detectar los exoplanetas, necesitan los instrumentos de alta precisión que les permitan ubicar cuándo alguno pasa frente a su estrella, lo que provoca que la luz de la misma se atenúe, Aunque el cambio es mínimo.

Este exoplaneta logra orbitar alrededor de su estrella tan solo en 1,3 días; lo que revela es que el periodo que recorre equivale a la órbita en un año de la Tierra alrededor del Sol.

«Ahora sabemos que este tipo de planeta existe, y podemos analizar los datos obtenidos para así hallar otros», añadió Bayliss.

Aunado a esto, los astrónomos ponen en duda lo que tenían planteado anteriormente, puesto que analizan las posibilidades de que los planetas se forman un poco diferente a como se imaginaban. También pueden tener una composición distinta, la cual le permite retener su atmósfera.

“Tal vez la principal reflexión es que constantemente nos vemos sorprendidos por la naturaleza y cada vez que pensamos que comprendemos los planetas, encontramos planetas extraños. Hay mucho aún por revelar en nuestra galaxia en lo que se refiere a planetas, y hay muchos descubrimientos emocionantes que nos esperan», concluyó.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.