octubre 14, 2019

Apple aumenta 10% la producción del iPhone 11 y no lanzará su criptomoneda

A través de los años la compañía Apple se ha ganado el titulo como una de las empresas más famosas y exitosas del mundo, debido a ello planean mantenerlo así, después de que hayan ordenado a los proveedores de la misma, a incrementar en un 10% la producción del iPhone 11, la cual equivale a aproximadamente 8 millones de unidades, gracias a la aceptación de los clientes y que desde su lanzamiento ha tenido buena demanda, fue lo señalado por el diario ‘Nikkei Asian Review’.

Esta serie de pedidos se concentra en el modelo más barato de la línea iPhone 11 y en el iPhone 11 Pro model, según revelaron algunas fuentes anónimas, llevando a Apple a analizar de manera inmediata la baja en los pedidos del iPhone 11 Pro Max (el modelo más caro), con un precio de  1.099 dólares.

«Este otoño estamos mucho más ocupados de lo esperado», dijo una fuente con base directa de la situación, agregando que Apple anteriormente «había sido bastante conservador sobre los pedidos», que se quedaron por debajo de los iPhone del año pasado, sin embargo con este incremento en la producción de la nueva línea, será mucho mejor.

En cuanto al mundo de las criptomonedas, Apple ha decidido no entrar en él como otras empresas que han creado su propia criptomoneda, por ejemplo Facebook, donde recientemente había anunciado su objetivo de lanzar su criptodivisa Libra y que esperan dar a conocerla muy pronto.

«Creo profundamente en que el dinero debe seguir siendo un asunto estatal. No me siento cómodo con la idea de que un grupo privado cree una moneda competidora», añadió Cook por medio de una entrevista para el diario francés “Les Echos”, manteniendo una postura en la que demuestra que la moneda debe seguir en manos del Estado, como en cuestiones de defensa.

«Elegimos a nuestros representantes para que asuman las responsabilidades del Gobierno. Las empresas no son elegidas, no tienen que ir por este terreno», agregó.

De igual manera, en el pasado verano después del lanzamiento de la AppleCard en Estados Unidos, Cook había explicado que la empresa ha estado estudiando cómo extenderse en otros países, sin embargo hace énfasis en que Apple debería confiar en socios locales, debido a que en Estados Unidos ha colaborado con Goldman Sachs. «No pretendemos convertirnos en un banco», dijo. «El mundo no necesita una nueva tarjeta de crédito. Necesita repensar la tarjeta de crédito».

También defiende lo más fundamental y es que siempre se deben pagar los impuestos para así lograr financiar a los servicios públicos y agrega que Apple ha sido mayor contribuyente a nivel mundial.

En cuanto a las polémicas que rodean a las más grandes multinacionales tecnológicas en la aplicación de la fiscalidad, Tim Cook mantiene que Apple «siempre ha pagado sus empresas donde crea valor; la cuestión que se nos plantea a las multinacionales es si pagamos nuestros impuestos en el sitio correcto. Creemos que sí».

Aunque decidió concluir sus argumentos, dejando en claro que aún están los procedimientos necesarios en Europa, puesto que la compañía de la manzana anteriormente fue obligada a regresar 13.000 millones de euros en los beneficios fiscales en Irlanda que habían sido declarados ilegales, y explica que su esperanza está en alto, en cuanto cuestiones de la fiscalidad de las grandes tecnológicas. «Lo que hace falta es un programa global diseñado a nivel de los países de la OCDE», dijo.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.