La NASA construirá casas con hongos en Marte

Crealab on febrero 7, 2020

Desde que la NASA anunció la posibilidad que existe de formar un ambiente donde se pueda habitar fácilmente en Marte, muchas personas se han imaginado cómo serían las casas en el mismo (evidentemente lo han comparado con distintas películas y series relacionadas al espacio), pero para los científicos, esta idea va mucho más allá que solo diseñar una casa de vidrio. Al contrario, han evaluado todas las opciones que tienen para construir lo adecuado.

Recientemente han puntualizado la idea de que se desarrolle un ambiente para los astronautas por medio de hongos, lo que señalan es que lo más importante resulta tener que explorar las tecnologías, para que a partir de allí se pueda iniciar y asegurar las vidas en otro planeta que no sea simplemente en la Tierra.

El proyecto de microarquitectura está siendo llevado a cabo por el Centro de Investigación Ames, de acuerdo con la explicación que dio la agencia espacial. Es muy importante resaltar que su enfoque ha sido desarrollar otros prototipos de casas, claramente como principal materia serían los hongos, donde estos presentan una compleja red subterránea que es conocida como micelios.

“En este momento, los diseños de hábitat tradicionales para Marte son como ser una tortuga: llevar nuestras casas con nosotros a nuestras espaldas, un plan confiable, pero con enormes costos de energía. En cambio, podemos aprovechar los micelios para cultivar estos hábitats cuando lleguemos allí”, dijo la investigadora principal del proyecto, Lynn Rothschild.

De igual manera, la NASA señala que su plan a largo plazo consta en que las personas puedan llevar en sus viajes un hábitat compacto, la cual estaría construido con hongos inactivos, y que se mantendrían durante largos viajes, en este caso a Marte.

Cuando los astronautas puedan llegar, se desplegaría esa estructura básica y solo quedaría agregar agua, por ello los hongos de alguna manera se tendrían que adaptar para crecer alrededor de ese marco y así se crearía un hábitat para la persona, la cual se convertiría en un proyecto completamente funcional. Aunque está claro que estarían de manera segura dentro de ese hábitat para que no logren contaminar de algún modo el ambiente marciano.

En cuanto a la investigación, su enfoque se da a través del proyecto Innovative Advanced Concepts de la NASA, la cual usa la biología sintética, que resulta ser un estudio donde explique o que diera la repuesta de cómo se podría usar la vida misma como tecnología, para así ayudar a desarrollar entornos y permita la adecuada exploración espacial humana.

“Estamos muy lejos de poder cultivar hábitats utilizables para Marte, pero la investigación inicial está muy avanzada para demostrar el potencial de estas soluciones creativas. Todo ese trabajo comienza con experimentar con hongos”, señala la NASA.

Evidentemente una de las cosas más preocupantes para explorar a Marte (aparte del viaje), son aquellas herramientas indispensables que los astronautas necesitan para conseguir mantenerse allí, sin ningún tipo de riesgos. Debido a ello, es sumamente importante, que se cree también una especie de hogar en el que pueda ayudarlos durante su estadía. “Los astronautas deberán satisfacer todas sus necesidades básicas, al igual que en la Tierra, y enfrentar los desafíos adicionales de vivir en un ambiente hostil en un mundo distante”, recalca.

“El proyecto de microarquitectura no puede simplemente diseñar un caparazón: está diseñando una casa. Ese hogar es más que un conjunto de paredes: tiene su propio ecosistema, con múltiples tipos de organismos junto con los humanos para los que está diseñado”, concluyó la NASA.

0 comments

Deja un comentario